CRECIERON LAS VISITAS EN LAS PLATAFORMAS INMOBILIARIAS.

En lo que va del año, en los portales especializados de búsquedas de inmuebles se registró un incremento importante de usuarios que en cantidad de clics mensuales se acercan a los números de la pre pandemia.

Según los expertos, en enero de 2020 la gente visitaba al mes 10,04 millones de avisos de propiedades, y en lo que va de agosto, ya se registran 10,59 millones, dato que indica un repunte.

Claramente se está recuperando el ritmo de búsqueda. Esto no quiere decir que la gente efectivamente compre, pero podemos hablar que aumentó el del deseo de compra.

En todo este lapso hubo subas y bajas. Los informes sostienen que en abril de 2020 solo hubo 3,75 millones de visitas (en pleno inicio de la pandemia) y en enero de este año advirtieron un repunte muy auspicioso de 14,10 millones. Hay que tener en cuenta que entre el comienzo de una búsqueda y el efectivo cierre de una operación (escrituración) –dependiendo de la urgencia del interesado- puede demorar de 1 a 3 meses.  Las familias jóvenes, sobre todo, compran casas en el Gran Buenos Aires y terrenos.

En cada visita a un portal, la persona mira entre 7 a 10 avisos y permanece en el sitio aproximadamente 10 minutos, dato que también se desprende de las investigaciones realizadas.

Qué inmuebles son los más buscados:

De cada 100 personas que viven en CABA y buscan propiedades, en los informes se pudo establecer que las tipologías más buscadas son casas y departamentos de 3 ambientes.

Entre los 100 navegantes, 63 buscan casas; 21, terrenos (pueden ser en CABA o en los countries, por ejemplo); 10, PH; 4, departamentos, 2, buscan un local, y el resto, se divide en oficinas, cocheras, entre otros inmuebles.

El efecto de la pandemia generó que más gente siga privilegiando un lugar para habitar con verde, más amplio y en varios casos sin expensas. Esto se comprueba con el aumento de operaciones de ventas de casas  y lotes en countries.

Canales de Busqueda:

La búsqueda inmobiliaria en las plataforma digitales ha tenido una evolución hacia la intromisión, según lo explican los expertos del sector. En ese sentido, hay dos formas de llegarle al cliente a través del marketing de los navegadores. Una es la intención, a través de los canales donde el interesado busca de acuerdo a su necesidad, como a través de Google, donde pone lo deseado y encuentra teóricamente lo que está buscando. El otro es la intromisión o la interrupción, es lo que se está aplicando con más frecuencia y que tiene mucho menos costo y mucho mejor impacto. Esta opción, se advierte cuando el interesado está navegando en redes sociales y le llega un anuncio relacionado a lo que él está buscando. Estas estrategias se potencian una vez que el cliente navega, los algoritmos van perfeccionando su perfil y le van haciendo llegar información por medio del retargeting. Esta modalidad, muy eficiente según los especialistas, tiene como objetivo impactar a los usuarios que previamente han interactuado con una determinada marca y apunta a recordarles los productos o servicios en oferta.